20110807

Simbología de la sangre

Raymond Carver

pusilánime

ruido de asco

-Jägermeister-

una reja

alguien da fuego.

Me estoy yendo, ssh

El humo que es viento y

luego plomo. Me lo trago. Es

mío. Es cálido. Me hace reír.

La lana, dentro, arde.

Ojos muy abiertos, ciegos de niebla

de nostalgia por los muertos

y entonces

el ruido se dispara, me arrastra

veo el mosaico, delante

de repente

los colores

estallan, me atraviesan

mi cabeza sangra

pero estoy viva. Soy un

cadáver, un

remiendo cosido al ojo

de un gigante

de plata y barro.

Mi cabeza sangra

pero estoy viva. Soy la

sombra entre el bien y

el mal

-es decir, nada-

Una insignificancia -viva.

Y tú no.

La sangre enmudece.

Basta. Ya no hay más.

La última puerta de la

percepción está ahí –respirando

con fuerza contra mi piel

en llamas-


y


se cierra

se está cerrando

se ha cerrado del todo.

1 comentario:

Nirei dijo...

:) ¡Este me gusta!